Vigila los costes de tus inversiones y aprende a reducirlos

Educación financiera
por Amparo Simón
30 de abril, 2020

Un inversor inteligente debe tener claro cuáles son los costes de sus inversiones para poder saber exactamente qué rentabilidad está consiguiendo su dinero. Y, por supuesto, debe aprender a reducirlos al máximo para que no se coman sus ganancias.

Así de contundente se muestra Borja Durán, co-fundador de Finletic, en su libro 'Gestión del Patrimonio Familiar'.

“Dado que las rentabilidades reales, descontada la inflación, que se pueden obtener de las inversiones son bajas, incluso antes de costes y de impuestos, la contención de los drenajes es de vital importancia y aporta un enorme valor añadido. Cualquier reducción de costes que se consiga aumenta directamente la rentabilidad obtenida y puede suponer fácilmente la mitad de la rentabilidad real obtenida.

La rentabilidad de las inversiones se debe analizar de manera neta, descontando todos los gastos en los que se haya incurrido (incluyendo también impuestos, honorarios de asesores legales, financieros, inmobiliarios, pago de comisiones de intermediación, corretaje, etc). Además, se debería restar también la inflación ya que minora la capacidad de compra”.

Costes visibles

  • Comisión de asesoramiento

    Es la comisión que te cobra el profesional, entidad financiera o empresa por su asesoramiento financiero. Puede ser

    Un porcentaje sobre los activos totales.

    Una comisión de éxito sobre resultados (absoluto o relativo a un índice de referencia).

    Una combinación de las dos opciones anteriores.

  • Comisión de gestión y administración

    Las gestoras de tus fondos cobran comisiones por dejarte invertir en ellos.

    Según la Ley 35/2003, del 4 de noviembre, de Instituciones de Inversión Colectiva (modificada por la Ley 31/2011, del 4 de octubre) y en el Real Decreto 1082/2012, del 13 de julio que la desarrolla, un fondo de inversión solo puede cobrar estas comisiones con estos máximos.


  • Suscripción

    Por invertir en el fondo. Por norma general, no aplican esta comisión.

    • máximo 5% del valor liquidativo del fondo.
  • Reembolso

    Por vender la inversión, ya sea total o parcial; por norma general no se aplica esta comisión. En muchos fondos de gestión activa este porcentaje disminuye cuanto más tiempo sea el que hayas tenido tu dinero invertido pudiendo llegar a ser 0. En los fondos indexados suele estar definida en su ficha y se aplica ocasionalmente. Los fondos garantizados suelen cobrar comisiones elevadas si se solicita el reembolso antes de la fecha de vencimiento.

    • máximo 5% del valor liquidativo del fondo.
  • Gestión

    Por gestionar el fondo. Se puede calcular según el patrimonio, su rendimiento o una combinación de ambos factores. Se devenga a diario y ya está deducida del valor liquidativo al que el partícipe suscribe o reembolsa sus participaciones.

    • máximo 2,25% por patrimonio, 18% por rendimiento, 1,35% + 9% por patrimonio + rendimiento
  • Custodia o depósito

    La entidad depositaria del fondo es la que cobra esta comisión y es la encargada de administrar y custodiar los valores en los que invierte la gestora. Se descuenta diariamente del patrimonio del fondo y reduce su valor liquidativo.

    • máximo 0,2%

También hay una comisión por distribución que es la que cobran los bancos o comercializadores a las gestoras por vender sus fondos y se conoce también como ‘retrocesiones’. Con la entrada en vigor del Mifid II se ha eliminado parcialmente este tipo de comisión para reducir los costes de inversión. La Directiva Europea sólo permite cobrar esta comisión si la comercializadora o banco ofrece también un asesoramiento.

No obstante, los bancos han comenzado a cobrar una comisión de custodia al distribuir fondos de inversión de terceros. Es la fórmula que han encontrado para compensar la pérdida de ingresos que registraron con la entrada en vigor de la regulación europea de mercados financieros.

Esta comisión de custodia pueden aplicarla sin demostrar un servicio diferencial. No hay un coste establecido pero suele estar entre un 0,4% y un 0,75%. Esta comisión no supone un coste adicional para el inversor porque puede deducírsela en su Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (IRPF) siempre que los fondos no pertenezcan al distribuidor y se utilicen cuentas globales u ómnibus.

img

Costes invisibles

  • Gastos de compra-venta o rotación de cartera

    Es la comisión que cobra el bróker por cada compra-venta. Para conocer cuáles son estos gastos se recurre a la rotación de cartera, que es el número de veces que un gestor cambia los componentes de su cartera en un periodo determinado. Cuanto más alta sea la rotación, más elevados serán los costes. Es un coste muy importante en carteras con elevada rotación y también difícil de cuantificar porque normalmente va neteado del valor liquidativo.

  • Impacto de mercado

    La ley de la oferta y la demanda regula los precios de los activos que cotizan en un mercado. Si la oferta es constante y la demanda sube, también lo hará el precio.

  • Cambios de divisa

    Si invertimos en un fondo en euros que compra activos cotizados en dólares, la gestora debe cambiar sus euros por dólares para poder comprar esos activos y ese cambio de divisa conlleva un coste para el fondo.

  • Operativos

    Son los gastos derivados de la gestión y administración como puede ser la auditoría a la que tiene que someterse el fondo para verificar que las cuentas de la gestora son correctas. Su importe es difícil de cuantificar porque varía de un año a otro; normalmente aparecen detallados como ‘gastos por servicios exteriores’ en los informes de los fondos.

  • Efecto bid y ask spread u horquilla de precios

    Los precios en las inversiones no se intercambian al precio que cotizan, se compran por encima de su precio (ask) y se venden ligeramente por debajo (bid). Esta diferencia en el precio variará según la liquidez de la inversión. La horquilla se hace más grande en activos poco líquidos. Un ejemplo: una acción del IBEX 35 o del S&P 500 tendrá una horquilla muy pequeña debido a que muchos inversores están comprándola y vendiéndola, sin embargo, en una acción de un mercado de renta variable emergente, dicha horquilla puede ser muy amplia.

  • Coste derivado de los riesgos específicos

    Si se asumen riesgos específicos en las inversiones y no se está completamente diversificado, hay más volatilidad y riesgo patrimonial sin incrementar la rentabilidad esperada.

  • Coste de hacerlo peor que los índices de referencia

    Si el inversor no invierte directamente en una clase de activo pura, debe compararse con su índice de referencia. Si lo hace peor está asumiendo un coste porque podría haber comprado el índice de forma directa (fondo indexado o ETF) con costes muy inferiores. Se trata de un coste de oportunidad porque con el mismo nivel de riesgo se obtienen resultados peores.

  • Lucro cesante de la liquidez en las carteras

    Es el coste de oportunidad que se produce al tener un exceso de liquidez en una cartera o vehículo que no genera rentabilidad por sus saldos ociosos.

img

Herramientas para sumar costes

Los organismos reguladores han ido definiendo una serie de ratios que resumen los costes y gastos de los fondos de inversión para así facilitar la comparación entre fondos.

La Unión Europea ha definido estos ratios a través del Comité Europeo de Reguladores de Valores (CESR) y la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA).

Ratio de Gastos Totales (TER)

El Total Expense Ratio o Ratio de Gastos Totales (TER) indica los gastos totales soportados por el fondo en relación a su patrimonio medio, desde el principio del año natural hasta la fecha. Dichos gastos reducen la rentabilidad del fondo, por tanto, a mayor TER, menor beneficio potencial para el partícipe.

Los gastos totales incluyen las comisiones de gestión y depósito, los gastos exteriores (como las auditorías) y otros gastos de explotación. Según la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), también se incluyen las comisiones que asume el partícipe de forma directa (reembolso, suscripción, comisión sobre resultados …)

Los fondos publican este dato en su Documento de Datos Fundamentales para el Inversor (DFI), antes conocido como ‘folleto simplificado’, en el apartado ‘Gastos corrientes y comisiones’. Las entidades que comercializan fondos de inversión están obligadas a entregar al inversor una copia del DFI junto con el último informe semestral publicado antes de que suscriba el fondo por primera vez.

Gastos Corrientes (OGC)

Los Ongoing Charges (OGC) o Gastos Corrientes se usan también para informar al inversor sobre los gastos totales del fondo de inversión. Entró en vigor en 2011 como una medida más contemplada en la directiva europea 2009/65/EC, más conocida como UCITS IV.

Los gastos incluidos en el OGC son la comisión de gestión, custodia y distribución, además de los gastos regulatorios, costes de auditorías o gastos de servicios externos. Los gastos no incluidos son: comisión de rendimiento, suscripción, reembolso, transacción y financiación (uso de derivados).

img

Cómo reducir los costes de inversión

Borja Durán nos da algunas ideas para reducir costes:

  • Evitar productos e inversiones complejas. Los productos complejos tienen mayores costes ocultos y no tienen por qué proporcionar mayores rentabilidades.
  • Entender cómo funcionan los costes visibles e invisibles.
  • Revisar las rotaciones excesivas en los productos financieros. A mayor rotación, mayores costes.
  • Revisar el uso de las coberturas de mercados y divisas porque pueden esconder comisiones elevadas.
  • Indexar una buena parte de la cartera de los activos financieros. Eso aporta una exposición directa a la clase de activo con unos costes muy reducidos.

Cómo Finletic reduce tus costes de inversión

Finletic está regulada y supervisada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) con una licencia de SGIIC y por el Banco de España. Es una empresa independiente que solo cobra de sus clientes y te ofrece una gestión de inversiones sin conflictos de interés y con plena transparencia en todos los costes asociados a tus inversiones.

Comisión de Finletic

Finletic te cobra una tarifa anual por la gestión de tu cartera que se calcula sobre el patrimonio diario gestionado, aplicando unos tramos acumulativos: 0,6% de €0 a €100.000, 0,5% en el tramo de €100.001 a €500.000 y 0,4% de €500.001 en adelante. El importe de estos honorarios se verá incrementado con el IVA correspondiente y lo pagarás mensualmente.

img

Costes medios de los fondos de inversión

Finletic aprovecha el volumen agregado de todos sus clientes para negociar unas condiciones excelentes para ti. Puedes llegar a ahorrarte hasta un 93% en costes si lo comparas con los costes medios de los fondos comercializados en España. Fíjate en el gráfico de abajo (fuente: Morningstar).

img

La tabla de abajo te muestra cómo es el universo de inversión de Finletic con su selección de producto por clase de activo, número de empresas en cartera de cada fondo, coste anual, y rating y calidad ISR.

img

El 88% de la cartera modelo de Finletic es ISR compliant según Spainsif. Esto es así, en la medida en que dicho porcentaje de la cartera tiene incorporados mandatos de sostenibilidad en su proceso de análisis.

img

Coste bancario

Tu cartera de inversión está en una cuenta de valores a tu nombre en el banco Inversis y segregada de su balance. Inversis te cobra anualmente sobre tu saldo medio un 0,10% que se liquida trimestralmente de forma prorrateada.

En tu cuenta corriente no tienes gastos de mantenimiento, corretaje o suscripción, reembolso o traspaso de fondos ni transferencias nacionales. Sólo pagas 0,2% si realizas una transferencia fuera de la zona euro.

¿Tienes alguna duda? Pulsa aquí y pregúntanos.

La información difundida en este blog tiene una finalidad únicamente divulgativa. Cada persona es responsable de su política de inversión y Finletic no asume ninguna responsabilidad sobre sus acciones. La información está actualizada de acuerdo a la fecha que indica cada artículo.

Prueba nuestro simulador

Descubre cómo debes ahorrar para tu jubilación

FINLETIC CAPITAL SGIIC, SA, con CIF A-87878823, está inscrita en el Registro Mercantil de Madrid al tomo 35.927, folio 151, sección 8ª, Hoja M-645541 y en el registro de la Comisión Nacional del Mercado de Valores con el nº 257.

La inversión en instrumentos financieros conlleva riesgos financieros que deben ser valorados por los clientes antes de su contratación. Finletic incluirá en su cartera únicamente productos adecuados a su perfil de riesgo. A tal efecto, Finletic obtendrá la información necesaria sobre los conocimientos y experiencia del cliente, sobre la situación financiera y sobre los objetivos de inversión de aquel, con la finalidad de que la entidad pueda diseñar la política de inversión que más se adecue a sus intereses. No obstante, el precio o valor de una inversión depende de las fluctuaciones de los mercados financieros, que están fuera de nuestro control. Los inversores han de ser conscientes de que la rentabilidad histórica de cualquier inversión no constituye garantía de resultados futuros y, en función del tipo de inversión, puede ocurrir que el inversor pierda parte o la totalidad del capital. Si tiene alguna duda sobre los riesgos que comporta su inversión le invitamos a consultar el apartado FAQ de nuestra web y, si aún así tiene alguna pregunta sobre los riesgos de su inversión, puede ponerse en contacto con nuestros profesionales a través de cualquiera de los canales que encontrará en la sección Contacto.

© Finletic 2016 - 2020. Todos los derechos reservados.
Política de Privacidad y Aviso Legal / Política de cookies