Qué es el mercado monetario y cuándo se debe usar

Educación financiera
por Amparo Simón
01 de julio, 2020

Los inversores recurren al mercado monetario cuando quieren hacer inversiones a corto plazo, pero primando el riesgo bajo y la liquidez. Esto es, cuando quieren invertir, pero necesitan tener su dinero disponible rápidamente y en cualquier momento. Aquí abajo te explicamos sus secretos.

Qué es

El mercado monetario es un conjunto de mercados donde se trabaja al por mayor, intercambiando activos financieros a corto plazo (hasta 18 meses) con un bajo nivel de riesgo y gran liquidez.

Su principal objetivo es facilitar a sus usuarios la posibilidad de mantener su riqueza en forma de valores o títulos con altos niveles de liquidez y una rentabilidad aceptable. A él acuden principalmente inversores institucionales que quieren dar salida a sus excedentes de tesorería, aunque también hay cabida para clientes minoristas.

Características principales:

Mercados al por mayor: Participan grandes entidades financieras, empresas o administraciones públicas.

Riesgo mínimo: La solvencia de las entidades emisoras y las garantías que aportan minimizan el riesgo, además de la proximidad de los vencimientos de los títulos.

Alta liquidez: se pueden canjear rápidamente por su corto plazo de vencimiento (no llega a los 18 meses), así como por la posibilidad de negociación en mercados secundarios.

Negociación directa: Los participantes negocian directamente o a través de intermediarios especializados. Sin embargo, también cabe la posibilidad de entrar en este segmento de forma indirecta, mediante vehículos de inversión.

Muy flexible: Hay flexibilidad para invertir en una cartera diversificada de valores y títulos, algo que reduce el riesgo, pero también puede reducir la rentabilidad.

img

Tipos

Hay distintos tipos de mercados monetarios:

Mercados monetarios interbancarios: En este operan las entidades financieras mediante préstamos en forma de depósitos interbancarios, derivados de corto plazo (FRAs, Forward Rate Agreements), swaps de tipos de interés a corto plazo u otros activos financieros. Tienen unos vencimientos muy cortos, generalmente un día o una semana.

Mercado de activos empresariales: Ahí operan las empresas como una fórmula para financiarse, destacando los pagarés corporativos. Son instrumentos de deuda a corto plazo y con una obligación de pago cuya garantía es la propia empresa.

Mercado monetario de deuda pública: Ahí interviene el gobierno de un país. En el caso de España, se negocia la deuda emitida por el Tesoro en España.

Hay dos mercados donde se trabajan estos productos financieros:

Mercado primario: Se emiten los pagarés de empresa seriados (con aviso previo a la CNMV) mediante subasta o a medida (según sean las exigencias de las compañías demandantes). Una vez se han emitido, se pueden comprar y vender en el mercado secundario.

Mercado secundario: Se negocian los títulos ya emitidos y puede ser organizado (regulado) o no organizado. En España hay dos mercados organizados donde se pueden negociar activos financieros de corto plazo:

  • Asociación de intermediarios financieros (AIAF): Muy importante para la emisión de deuda de las empresas.
  • Mercado de renta fija: La mayoría de las empresas lo usan para emitir pagarés.

img

Cómo funciona

Hay diversas formas de funcionar en el mercado monetario y van evolucionando con el tiempo, pero podemos destacar estas tres:

Descuento o cobro de intereses ‘al tirón’: El comprador paga una cantidad inferior al nominal cuando compra y recibe el nominal cuando cancela. La diferencia entre la cantidad pagada y el nominal es el descuento o rentabilidad. Por lo tanto, no se reciben intereses explícitos, pues estos ya van incorporados en la operación. Así suelen funcionar los pagarés de empresa y las letras del Tesoro.

Cupón cero: El pago de intereses se hace cuando vence la deuda. Los títulos se compran por su valor nominal o por debajo de él y en la amortización se recibe el nominal más un único cupón, más elevado. Así suelen funcionar los bonos de caja y de tesorería bancarios.

A tipo variable: El interés de los títulos no es fijo, varía según evolucione algún tipo de interés de referencia, como puede ser el interés interbancario, más un diferencial fijo. Así suelen funcionar algunos bonos y pagarés.

img

Cuándo se debe usar

Las inversiones en el mercado monetario se deben hacer cuando cuentas con liquidez para invertir, pero lo vas a necesitar pronto y sin poder asumir riesgos excesivos. Es entonces cuando se recurre al mercado monetario por su elevada liquidez y seguridad.

De esa forma, el dinero no está parado en el banco, pero el inversor sabe que puede acceder a él en cualquier momento y que está seguro por las garantías que ofrecen los emisores.

Generalmente, los activos de mercado monetario pueden cumplir tres roles en las carteras: 1) soportar los gastos planificados (e incluso los no planificados); 2) actuar de colchón ante eventos de liquidez inesperados y; 3) minorar el impacto negativo de futuras correcciones negativas de los mercados financieros y tener un importe disponible para tomar ventaja de oportunidades futuras de inversión.

Cuál es su rentabilidad

La inversión en mercados monetarios es, por lo general, segura, y tiene una liquidez muy alta, pero no brilla por su rentabilidad. Fíjate en el gráfico de abajo cuál ha sido su evolución durante los últimos 15 años en Europa en comparación con la renta variable, la renta fija y la inflación.

img

Elaboración propia con estos datos:

Periodo de tiempo: son los últimos 15 años (01/06/2005 - 31/05/2020)

Divisa: EUR

Índices de referencia:

Mercado Monetario: Eonia 30 días capitalizado EUR

Renta Fija: Bloomberg Barclays Global Aggregate TR EUR

Renta Variable: MSCI ACWI NR EUR

Inflación: inflación en España

¿Tienes alguna duda? Pulsa aquí y pregúntanos.

La información difundida en este blog tiene una finalidad únicamente divulgativa. Cada persona es responsable de su política de inversión y Finletic no asume ninguna responsabilidad sobre sus acciones. La información está actualizada de acuerdo a la fecha que indica cada artículo.

Prueba nuestro simulador

Descubre cómo debes ahorrar para tu jubilación

FINLETIC CAPITAL SGIIC, SA, con CIF A-87878823, está inscrita en el Registro Mercantil de Madrid al tomo 35.927, folio 151, sección 8ª, Hoja M-645541 y en el registro de la Comisión Nacional del Mercado de Valores con el nº 257.

La inversión en instrumentos financieros conlleva riesgos financieros que deben ser valorados por los clientes antes de su contratación. Finletic incluirá en su cartera únicamente productos adecuados a su perfil de riesgo. A tal efecto, Finletic obtendrá la información necesaria sobre los conocimientos y experiencia del cliente, sobre la situación financiera y sobre los objetivos de inversión de aquel, con la finalidad de que la entidad pueda diseñar la política de inversión que más se adecue a sus intereses. No obstante, el precio o valor de una inversión depende de las fluctuaciones de los mercados financieros, que están fuera de nuestro control. Los inversores han de ser conscientes de que la rentabilidad histórica de cualquier inversión no constituye garantía de resultados futuros y, en función del tipo de inversión, puede ocurrir que el inversor pierda parte o la totalidad del capital. Si tiene alguna duda sobre los riesgos que comporta su inversión le invitamos a consultar el apartado FAQ de nuestra web y, si aún así tiene alguna pregunta sobre los riesgos de su inversión, puede ponerse en contacto con nuestros profesionales a través de cualquiera de los canales que encontrará en la sección Contacto.

© Finletic 2016 - 2020. Todos los derechos reservados.
Política de Privacidad y Aviso Legal / Política de cookies