Invertir y la falacia narrativa

Actualidad financiera
por Rafael Suárez
26 de febrero, 2021

A la hora de invertir, son incontables las variables que pueden incidir en el precio de una determinada inversión, por no hablar de la incertidumbre acerca de su evolución futura, sobre todo en plazos cortos. No obstante, la capacidad del ser humano para lidiar con problemas muy complejos es limitada, por lo que, mentalmente, en muchas ocasiones “suele tirar por la calle de en medio”, o lo que es lo mismo, buscar una explicación lógica que simplifique al máximo el problema para con ello, satisfacer la necesidad de resolverla. Técnicamente, a estas prácticas se las conoce como heurísticas o atajos mentales.

El problema con lo anterior proviene de cómo se haga ese proceso. Por lo general, el conocimiento humano ha sido transmitido de generación en generación a través de historias, vía oral principalmente. Esta es la razón de que demos mayor validez a algo, o lo memoricemos mejor, a partir de una historia que del hecho concreto.

A modo de ejemplo, Rolf Dobelli nos mostraba dos historias en su libro “El arte de pensar” y nos hacía reflexionar acerca de cuál se recuerda mejor: i) el rey se murió y la reina se murió y, ii) el rey se murió y después la reina se murió con el corazón destrozado por la pena. Podemos estar de acuerdo en que la primera historia es más breve, por lo que debería ser más fácil de aceptar y memorizar, pero nuestro cerebro no funciona así, sino que hemos sido entrenados, desde tiempos inmemoriales para empatizar con las historias, véase la importancia de los trovadores y juglares en la Edad Media, donde muchas de las narrativas podrían ser verdad, pero muchas otras, seguro que serían inventadas o ensalzadas.

Esto es lo que se denomina falacia narrativa, que es la capacidad que tiene el ser humano para inventar historias que permitan una conexión entre dos sucesos, aunque no exista tal relación.

Actualmente vivimos en la era de la información donde, de manera constante, somos bombardeados con todo tipo de noticias. Muchas personas, sabiendo del poder de la falacia narrativa, modifican esas historias, basadas en hechos reales, con historias ficticias donde exacerban algún tipo de pasión o sentimiento, haciéndolas creíbles por muchas personas. Aquí, surge el lucrativo negocio/estafa de las fake news y lo que Nassim Taleb denomina el “embaucamiento de la falacia narrativa”.

En el mundo de las inversiones hay incontables ejemplos: desde un inversor que relaciona el movimiento del precio de un activo a un único suceso, hasta estafas a nivel global, como el famoso esquema ponzi. El denominador común en todas estas historias es que se basan en hipótesis nulas de partida, mientras que se favorece la historia, es decir, los detalles insignificantes.

Por tanto, tiene sentido que a la gran mayoría de inversores les guste leer, ver o escuchar las opiniones de analistas, foros, gestores, etc., pues, generalmente, les están ofreciendo una historia o lógica de sucesos, donde puede haber hipótesis válidas, o no, en vez de hechos contrastables. Quizás, la última de estas historias haya sido el suceso vivido con unas pocas acciones de empresas cuyo modelo de negocio, a priori, está agotado y no parece que tengan un futuro favorable. La máxima expresión es lo sucedido recientemente con GameStop, cadena de tiendas de videojuegos y merchandising de juegos estadounidense.

Todo empezó en el foro WallStreetBets de Reddit, donde los usuarios comparten memes, gifs y hasta consejos sobre diferentes inversiones. Algunos usuarios (inversores minoristas) de este foro propusieron invertir en acciones de GameStop, pues se percataron de que había grandes inversores (hedge funds) que estaban operando en corto, al pensar que su precio no haría más que bajar. Invertir en corto (apostar a la baja) es una operación, con un alto componente especulativo, en la que el inversor pide prestadas acciones de una compañía para llevar a cabo su venta, posteriormente las recompra y si el precio es inferior al de la venta obtiene ganancias, mientras que si es superior cosechará pérdidas.

Este tipo de operaciones poseen un elevado riesgo ya que las pérdidas potenciales son ilimitadas para el inversor. Sin embargo, estas operaciones han de existir, ya que ayudan a mejorar la eficiencia en la determinación de los precios reales de los activos en los diferentes mercados.

Como consecuencia de la compra de acciones por varios miles de inversores del citado foro, el precio de las acciones de esta compañía se disparó, ocasionando pérdidas millonarias para los grandes inversores que estaban posicionados en corto. Esto obligaría a los hedge fund a tener que cerrar sus posiciones, recomprando las acciones y, por ende, incrementando aún más el precio de la acción. Para entender la magnitud del suceso, las acciones de GameStop cotizaban a $ 18,84 a cierre de 2020, habiendo alcanzado su máximo el día 27/01 con un precio de $ 347,51, lo que significa una rentabilidad del 1.745%, o, dicho de otra manera, la inversión multiplicó por 17,45 veces el valor inicial.

Ahora, detengámonos a pensar, ¿todos esos inversores que compraron acciones de GameStop eran conscientes de todos los riesgos y la incertidumbre asociada a la operación? Seguramente no, sino que alguien les contó la historia, la leyeron en el foro de Reddit o la escucharon a través de cualquier otro medio, lo que los llevó, sin más dilación, a ejecutar la compra de acciones. Seguidamente, se muestra la evolución del precio de las acciones de esta empresa durante el año en curso:

img

No obstante, lo anterior, muchos inversores subieron al carro en movimiento y, durante los últimos días, han perdido una parte importante del dinero invertido. Si el ascenso fue abrupto, más todavía ha sido su descenso, viéndose reducido el precio de la acción en un -84,6%, desde máximos en pocos días.

Al igual que ha ocurrido en otros movimientos especulativos o estafas, hay inversores que tienen la suerte de entrar y poder salir con beneficios, pero la realidad es que muchos otros, normalmente la gran mayoría, acaban perdiendo gran parte de su dinero, o todo. En conclusión, el objetivo de invertir, no es obtener un determinado beneficio en un corto periodo de tiempo, esto es jugar, y no tiene sentido jugar con lo que tanto nos ha costado ahorrar, sino planificar la inversión de nuestro ahorro para poder afrontar un consumo futuro. De lo contrario, si concentramos riesgos, especulamos, invertimos en base a historias pegadizas, etc., es posible que veamos, cómo una parte importante de nuestros ahorros desaparece. También es cierto, que la suerte puede jugar un papel importante en todos los ámbitos de nuestra vida, pero desde luego, si tenemos un plan, aumentaremos las probabilidades de encontrar ese viento a favor.

La información difundida en este blog tiene una finalidad únicamente divulgativa. Cada persona es responsable de su política de inversión y Finletic no asume ninguna responsabilidad sobre sus acciones. La información está actualizada de acuerdo a la fecha que indica cada artículo.

Prueba nuestro simulador

Descubre cómo debes ahorrar para tu jubilación

FINLETIC CAPITAL SGIIC, SA, con CIF A-87878823, está inscrita en el Registro Mercantil de Madrid al tomo 35.927, folio 151, sección 8ª, Hoja M-645541 y en el registro de la Comisión Nacional del Mercado de Valores con el nº 257.

La inversión en instrumentos financieros conlleva riesgos financieros que deben ser valorados por los clientes antes de su contratación. Finletic incluirá en su cartera únicamente productos adecuados a su perfil de riesgo. A tal efecto, Finletic obtendrá la información necesaria sobre los conocimientos y experiencia del cliente, sobre la situación financiera y sobre los objetivos de inversión de aquel, con la finalidad de que la entidad pueda diseñar la política de inversión que más se adecue a sus intereses. No obstante, el precio o valor de una inversión depende de las fluctuaciones de los mercados financieros, que están fuera de nuestro control. Los inversores han de ser conscientes de que la rentabilidad histórica de cualquier inversión no constituye garantía de resultados futuros y, en función del tipo de inversión, puede ocurrir que el inversor pierda parte o la totalidad del capital. Si tiene alguna duda sobre los riesgos que comporta su inversión le invitamos a consultar el apartado FAQ de nuestra web y, si aún así tiene alguna pregunta sobre los riesgos de su inversión, puede ponerse en contacto con nuestros profesionales a través de cualquiera de los canales que encontrará en la sección Contacto.

© Finletic 2016 - 2021. Todos los derechos reservados.
Política de Privacidad y Aviso Legal / Política de cookies