Cuándo puedes saber que se acerca un cambio de ciclo económico

Educación financiera
por Amparo Simón
28 de mayo, 2020

El mundo se mueve a través de unos ciclos económicos con unas oscilaciones recurrentes que van desde el estancamiento al crecimiento, pasando por el agotamiento y la recesión, para volver a empezar de nuevo. Una y otra vez. Pero, ¿se puede predecir cuándo van a producirse estos cambios? ¿cuándo se acerca una crisis o cuándo vamos a salir de ella? .. Sí, hay señales que dibujan tendencias, pero hay que saber leerlas.

Qué es un ciclo económico

La definición clásica de un ciclo económico nos la dan A.F. Burns y W.C. Mitchell:

“Los ciclos de los negocios son un tipo de fluctuación en la actividad económica agregada de las naciones cuya actividad está organizada principalmente en empresas lucrativas: un ciclo consiste de expansiones que tienen lugar aproximadamente a la vez en muchas actividades económicas, seguidas por recesiones, contracciones y recuperaciones igualmente generales que confluyen en la fase de expansión del ciclo siguiente; la secuencia de cambios es recurrente pero no periódica; en duración los ciclos de los negocios pueden variar desde poco más de un año hasta diez o doce años; no son divisibles en ciclos más cortos de carácter similar con amplitudes parecidas.”

Al ciclo económico se le conoce también como ciclo comercial o fluctuación cíclica. Es un fenómeno que se ha ido repitiendo a lo largo de la historia y tiene diferentes fases de recesión y recuperación que fluyen de forma continúa.

La vida de un ciclo económico suele dividirse en:

- Recuperación: la economía está estancada y empieza a dar señales de mejora o crece levemente.

- Expansión: fase del mayor crecimiento. Se produce una renovación del capital que hace que crezca la actividad económica.

- Auge: el crecimiento empieza a mostrar señales de agotamiento. Hay una sobre-producción que produce una saturación del mercado y, por tanto, disminuye el ritmo económico.

- Recesión: fase descendente del ciclo. La actividad económica se va paralizando. Cae la inversión, el consumo, la producción y el empleo. Si durante esta recesión la economía cae por debajo del nivel mínimo de la recesión anterior, estamos frente a una contracción.

- Depresión: la recesión continúa y no hay previsión de mejora. Es el punto más bajo del ciclo. El nivel de desempleo está en su punto más alto y la demanda de consumo es más baja que la capacidad de producción. Los precios bajan o se quedan estables.

Indicadores económicos

img

Los indicadores económicos nos dan datos estadísticos sobre la economía para poder analizar o estimar su pasado, presente y futuro. Se dividen en estos tres grupos:

Adelantados

Son cifras económicas, de diferentes sectores y segmentos de la economía, que anticipan el posible movimiento futuro de la misma. Indican el comportamiento actual de esta, a diferencia de otros que indican lo que sucedió en el pasado.

Es muy importante resaltar que estos indicadores no son siempre precisos. Sin embargo, si son observados junto a otro tipo de datos, pueden proporcionar información de mucha utilidad.

Los más importantes son: movimientos bursátiles, tipos de interés, expectativa de los consumidores o índice de confianza del consumidor, pedidos nuevos de fabricación de bienes de consumo, demanda de financiación empresarial, Índice Compuesto de Indicadores Líderes (Composite Leading Indicator, CLI) e Índice ZEW de Confianza Inversora en la Eurozona.

Coincidentes

Cambian al mismo tiempo que se produce el cambio en el ciclo económico. Son muy útiles para identificar los picos y valles dentro del ciclo. La mayor diferencia entre estos indicadores y los adelantados o atrasados es que estos son una demostración de lo que está sucediendo hoy mismo en la economía.

Los más importantes son: Producto Interior Bruto (PIB), producción industrial, tasa de desempleo, ingresos personales, ventas al por menor.

Atrasados

Su tendencia varía después de que se haya producido el cambio en el ciclo económico. Algunos ejemplos: diferencial de crédito promedio que cobran los bancos, duración del promedio de tiempo que están sin trabajo las personas desempleadas, variación en el coste laboral por unidad de producto, relación entre el crédito pendiente y la renta personal.

Los indicadores también se pueden clasificar según la dirección del indicador respecto a la dirección del ciclo económico global.

Procíclicos: se mueven en el mismo sentido que la economía. Si la situación económica es buena, crecen y viceversa. Ejemplo: el PIB.

Contracíclicos: se mueven en dirección contraria a la economía. Ejemplo: la morosidad crece cuando la economía es mala.

Acíclicos: no se mueven al ritmo de la economía, pueden subir o bajar en cualquier momento. Ejemplo: la producción agraria.

Indicadores que vaticinan cambios

img

Hay unos indicadores clave que permiten intuir que se va a producir un cambio de ciclo económico. Son esas señales de las que hablábamos al principio y que dibujan tendencias económicas en un país, pero hay que saber leerlas.

El equipo de expertos financieros de Finletic, que cuenta con más de 30 años gestionando grandes patrimonios, vigila constantemente todos los indicadores económicos y la actualidad política global para hacer los ajustes oportunos en las carteras de nuestros clientes. Porque las señales están ahí, pero hay que saber interpretarlas para maximizar la probabilidad de éxito.

Tipos de interés

El tipo de interés es una de las principales herramientas de la política económica de un país o zona económica. Es el precio del dinero o lo que paga quien pide dinero prestado durante un tiempo determinado. Su valor indica el porcentaje de interés que se debe pagar por haber recibido ese crédito, préstamo u obligación financiera.

El tipo de interés, por tanto, determina el precio del dinero y lo marca la autoridad monetaria. El Eurosistema es la autoridad monetaria de la zona euro y está integrado por el Banco Central Europeo (BCE) y los bancos centrales nacionales de los estados de la Unión Europea cuya moneda es el euro, como el Banco de España. Su objetivo principal es mantener la estabilidad de los precios.

Según lo que establece la autoridad monetaria, se puede estimar cómo va a ser el futuro económico porque su política afecta al consumo y la inversión.

Cuando la economía entra en crisis, la autoridad monetaria baja los tipos de interés para incentivar el consumo y la inversión. Si la economía crece rápidamente y con fuerza, el tipo de interés sube para evitar que se pase y suba demasiado la inflación.

También se juega con la masa monetaria porque dependiendo de la cantidad de dinero que hay en circulación, éste vale más o menos.

La curva de tipos de interés también puede anunciarnos cómo va a ir la economía. Lo normal es que los tipos de interés de los bonos a largo plazo sean superiores a los de corto plazo. Pero se ha visto de forma repetida que cuando los tipos de corto y largo plazo son similares (la curva se aplana) o incluso los de largo plazo son más bajos que los de corto, se acerca una recesión.

Licencias de construcción

En España, como en muchos otros países, como por ejemplo EEUU, la construcción tiene un peso fundamental en su economía, por lo que el número de licencias de construcción que se conceden nos puede decir muchas cosas.

Si hay muchas licencias y se inician construcciones, significa que el consumidor está gastando y hay actividad empresarial. Eso es bueno para la economía.

Índice de Confianza del Consumidor

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) es una herramienta muy útil para interpretar y predecir la evolución del consumo privado en España.

Se basa en una encuesta mensual realizada telefónicamente por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) a una muestra de 2.200 personas mayores de 14 años y representan al conjunto de la sociedad española. Su resultado permite intuir cuáles son las intenciones de gasto de los consumidores al preguntarles por cuál es su percepción actual y expectativas de futuro para la economía del país, la suya familiar y el empleo.

Si los resultados se muestran optimistas y seguros respecto a la economía del país y la suya propia, la actividad económica sube. Si su visión es negativa, se produce el efecto contrario: ralentización de la economía.

Índice Compuesto de Indicadores Líderes

El Índice Compuesto de Indicadores Líderes (Composite Leading Indicator, CLI) es un índice que elabora la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) sobre países específicos y, por los distintos puntos que toca, nos permite intuir cómo va a ir la economía.

Este índice estudia la evolución de los inventarios (si suben significa que la demanda baja y eso vaticina una recesión), los pedidos de bienes duraderos, las encuestas de confianza sobre el precio de las acciones y el porcentaje de capacidad utilizada (si es baja con respecto a su potencial máximo (entre un 70% y un 80%). En caso de darse una tendencia negativa es porque se está produciendo mucho menos de lo que se podría.

Producción Industrial

El Instituto Nacional de Estadística (INE) mide la producción industrial. Si es positiva, son buenas noticias.

Demanda de financiación empresarial

La demanda de financiación por parte de empresas experimenta un aumento previo al crecimiento de la economía.

Nivel de empleo/desempleo

Si la economía se contrae sube el desempleo porque desaparecen los puestos de trabajo de las empresas en crisis, aunque no se produce siempre al mismo tiempo.

Índice Bursátil

Los movimientos bruscos en las bolsas, tanto de euforia como de pánico, suelen acompañar a un cambio próximo en el ciclo económico.

Índice ZEW de Confianza Inversora en la Eurozona

El Índice ZEW de Confianza Inversora en la Eurozona lo elabora mensualmente en Alemania el Centro para Investigación Económica Europea y refleja la confianza en el futuro de la economía de la eurozona.

Es un cuestionario que se hace a inversores y analistas preguntándoles sobre cuál es su percepción de la economía y expectativas para los próximos seis meses. Deben tener en cuenta factores como: inflación, tipos de interés, tipos de cambio sobre diversas economías mundiales, expectativas sobre el precio del petróleo, mercados de capitales …

Índice de Precios al Consumo

El Índice de Precios al Consumo (IPC) mide cuánto cuesta la cesta de la compra al consumidor y nos dice si la vida se ha encarecido o no. Lo normal es que el IPC suba, exceptuando periodos atípicos de deflación.

El IPC se usa para determinar la evolución del coste de la vida o inflación. Hay tres tipos de inflación:

- Moderada: los precios suben lentamente y son relativamente estables. El consumidor se fía y deja su dinero en el banco o depósitos y se compromete con contratos a largo plazo.

- Elevada: los precios suben mucho y es ahí cuando hay cambios en el ciclo.

- Hiperinflación: es algo anormal y el IPC puede subir a niveles excesivos. El país que la sufre está viviendo una crisis económica severa porque el dinero pierde su valor y los consumidores su poder adquisitivo.

La autoridad monetaria (banco central) tiende a subir el tipo de interés para detener el incremento exagerado de la inflación. Así, sube el tipo de interés que se cobra por conceder préstamos (hipotecas, tarjetas de crédito …) y eso hace que baje el consumo y la inversión, pero con eso se frena también la producción de productos y, consecuentemente, sube el desempleo y hay un estancamiento económico.

También, si la inflación registra números negativos tampoco es bueno porque nos diría que hay más oferta de productos que demanda, baja el consumo y el Producto Interior Bruto (PIB). Esto puede originar una recesión.

Lo ideal es que la tasa de inflación se encuentre alrededor de un 2% porque eso significa que estamos en una economía que crece de forma controlada.

¿Tienes alguna duda? Pulsa aquí y pregúntanos.

La información difundida en este blog tiene una finalidad únicamente divulgativa. Cada persona es responsable de su política de inversión y Finletic no asume ninguna responsabilidad sobre sus acciones. La información está actualizada de acuerdo a la fecha que indica cada artículo.

Prueba nuestro simulador

Descubre cómo debes ahorrar para tu jubilación

FINLETIC CAPITAL SGIIC, SA, con CIF A-87878823, está inscrita en el Registro Mercantil de Madrid al tomo 35.927, folio 151, sección 8ª, Hoja M-645541 y en el registro de la Comisión Nacional del Mercado de Valores con el nº 257.

La inversión en instrumentos financieros conlleva riesgos financieros que deben ser valorados por los clientes antes de su contratación. Finletic incluirá en su cartera únicamente productos adecuados a su perfil de riesgo. A tal efecto, Finletic obtendrá la información necesaria sobre los conocimientos y experiencia del cliente, sobre la situación financiera y sobre los objetivos de inversión de aquel, con la finalidad de que la entidad pueda diseñar la política de inversión que más se adecue a sus intereses. No obstante, el precio o valor de una inversión depende de las fluctuaciones de los mercados financieros, que están fuera de nuestro control. Los inversores han de ser conscientes de que la rentabilidad histórica de cualquier inversión no constituye garantía de resultados futuros y, en función del tipo de inversión, puede ocurrir que el inversor pierda parte o la totalidad del capital. Si tiene alguna duda sobre los riesgos que comporta su inversión le invitamos a consultar el apartado FAQ de nuestra web y, si aún así tiene alguna pregunta sobre los riesgos de su inversión, puede ponerse en contacto con nuestros profesionales a través de cualquiera de los canales que encontrará en la sección Contacto.

© Finletic 2016 - 2020. Todos los derechos reservados.
Política de Privacidad y Aviso Legal / Política de cookies