Cinco principios para invertir bien y de forma segura

Educación financiera
por Amparo Simón
06 de julio, 2020

Todo inversor debería saber que invertir sus ahorros es una buena decisión para evitar que se los coma la inflación, pero que las inversiones no están exentas de riesgos. Eso sí, se pueden controlar teniendo en cuenta una serie de principios como estos de aquí abajo.

1.- Invierte según tu perfil de riesgo y horizonte temporal

img

A la hora de invertir debes tener en cuenta dos cuestiones clave:

Tu perfil de riesgo: cuánto estás dispuesto a arriesgarte.

El horizonte temporal de tus inversiones: cuándo necesitarás recuperar tu dinero.

  • Corto plazo - Hasta 18 meses

Aquí entrarían los objetivos que puedes necesitar pronto, aunque por ese mismo motivo no vas a conseguir rentabilizar demasiado tus ahorros. Deberás tolerar el efecto negativo de la inflación porque tu horizonte inversor es corto y se prima mantener el valor y tener el dinero disponible.

  • Medio plazo - De 18 meses a 5 años

Una vez has cubierto tus necesidades a corto plazo puedes ir a por las de medio plazo, en las que tu patrimonio invertido conservará su capacidad de compra y para eso deberías obtener una rentabilidad similar a la suma de la inflación y los costes soportados por tus inversiones.

  • Largo plazo - Más de 5 años

Tras cubrir el corto y medio plazo puedes pensar en el largo plazo y es ahí donde vas a conseguir mayor rentabilidad para tus ahorros, porque como cuentas con más tiempo para retirar el dinero, puedes asumir un mayor riesgo, medido por la volatilidad.

2.- Invierte seguro

img

A la hora de invertir confía tu dinero a una empresa seria. Contrasta sus credenciales con la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Finletic es una Sociedad Gestora de Instituciones de Inversión Colectiva (SGIIC) registrada en la CNMV el 28 de julio de 2017 con el número 257 y cumple con todos los estándares normativos. Está regulada y supervisada por la CNMV y por el Banco de España. Además, tus inversiones están cubiertas (hasta 100.000 euros) por el Fondo de Garantía de Inversiones.

3.- Haz una buena distribución de activos o asset allocation

img

La primera pregunta que debes hacerte a la hora de invertir es para qué inviertes, cuáles son las necesidades que quieres cubrir con tus inversiones: comprar un piso, disfrutar de un buen complemento a tu jubilación, pagar la universidad de tus hijos, tener un colchón para imprevistos… Eso definirá cuál es la rentabilidad que esperas de tus ahorros y los plazos.

Una vez tengas las ideas claras, te tocará hacer tu asset allocation o asignación de activos, que es el proceso por el cual decides cómo repartir tu dinero entre las diferentes opciones de inversión a tu alcance.

En Finletic te ayudamos a definir tus metas personales y te diseñamos un plan de inversiones personalizado para ayudarte a alcanzarlas. Tu cartera seguirá una estrategia de inversión global enfocada en una diversificación por gestores, áreas geográficas, subclases de activos y por monedas para minimizar riesgos. Tus inversiones también tendrán liquidez diaria, característica que te permite recuperar el valor de tu inversión cada día, estando sujeta únicamente al periodo de liquidación de la operación (entre 0 y 3 días laborables normalmente).

La exposición de las carteras de Finletic es global y diversificada en economías, empresas y gobiernos de todo el mundo en mercado monetario, renta variable y renta fija.

4.- Céntrate en el largo plazo

img

La inversión a largo plazo es la que más rentabilidad puede generarte. Centra tus objetivos en inversiones de más de cinco años como mínimo. Por supuesto que también puedes tener inversiones a corto y medio plazo, pero el grueso de tus ahorros debería dedicarse al largo plazo.

Fíjate en el gráfico de abajo cómo ha sido la rentabilidad de la renta variable (el activo destinado principalmente a las inversiones a largo plazo) en los últimos años.

img

Si te centras en el largo plazo, deberás también aprender a controlar el ciclo emocional que todo inversor experimenta y que va desde la resistencia a invertir pasando por el entusiasmo, optimismo, euforia y bajando hacia la ansiedad, miedo, capitulación y tocando suelo con la depresión para volver a subir con la esperanza que lleva de nuevo a la resistencia y vuelta a empezar.

Una buena forma de controlar tus emociones como inversor es formarte, saber cómo funciona el mercado y cuáles son sus reglas básicas para tener confianza en tus inversiones y relajarte. Así, por ejemplo, conocerás la teoría del ‘Retorno a la Media’ o Mean Reversion que te dice que la rentabilidad y volatilidad tienden a volver a su media, especialmente cuando llegan al extremo, tanto por lo alto como por lo bajo. Esto quiere decir que pueden subir o bajar pero que hay que darles tiempo porque siempre volverán a su media histórica.

Si tienes un buen plan de inversión diversificado y ajustado a tus necesidades personales debes relajarte y dejar que sea Finletic quien trabaje por ti, no vivas pendiente de los ciclos económicos o las últimas tendencias de los mercados. Por supuesto que no hay ninguna inversión libre de riesgo, pero un buen plan puede minimizarlo.

5.- Controla los gastos

img

Antes de invertir debes tener claro cuáles son los gastos que te supondrá esta acción para luego saber cuáles son tus ganancias porque la rentabilidad de las inversiones se debe contabilizar de forma neta, descontando todos sus gastos.

Una inversión suele comportar estos gastos:

Comisión de asesoramiento/gestión

Deberás pagar a la persona o empresa que se encarga de asesorar/gestionar tu cartera de inversiones. La comisión se puede cobrar de tres formas:

  • Un porcentaje sobre el patrimonio medio asesorado o gestionado en el periodo, generalmente anual.
  • Una comisión de éxito sobre resultados.
  • Una combinación de ambas.

Por supuesto, puedes invertir tú directamente pero es altamente recomendable que contrates a un profesional, por tu tranquilidad y también porque tus inversiones serán, con toda probabilidad, más eficaces y baratas. Los diferentes asesores/gestores cuentan con el volumen agregado de todos sus clientes, lo que les permite acceder a productos de inversión más eficientes en términos de costes y alcanzar acuerdos más beneficiosos con las diferentes entidades financieras. Estos acuerdos suelen ir desde acceso a productos hasta minoración de comisiones cobradas.

Por ejemplo, Finletic aprovecha el patrimonio agregado de todos sus clientes para negociar unas condiciones excelentes que llegan a suponer ahorros de hasta el 93% en tus costes medios de los fondos comercializados en España. Eso significa una enorme reducción de costes para ti (fuente: Morningstar).

Comisión de gestión y administración de los fondos

Las gestoras de tus fondos cobran comisiones por dejarte invertir en ellos. Estas comisiones varían y si las haces con un profesional sus costes bajan considerablemente como indicamos en el punto anterior.

Comisiones del banco custodio

Tu cartera de inversiones está en una cuenta de valores en una entidad financiera que también te cobrará comisiones por su trabajo. Finletic también negocia estas comisiones con el objetivo de que sean reducidas a todos sus clientes. Por ejemplo, desde el último trimestre de 2019 hemos alcanzado un acuerdo para reducir la comisión de custodia al 0,10%.

Impuestos

Cada vez que hagas un reembolso de tus inversiones tendrás que pagar impuestos. Es importante que tengas una buena optimización fiscal de tus inversiones para pagar lo justo por ellas.

En Finletic seguimos estas líneas generales de optimización fiscal:

- Trabajamos con fondos de inversión en cartera y eso hace que la operativa sólo tenga impacto fiscal cuando se hacen reembolsos porque las personas físicas residentes en España no pagan impuestos cuando hacen traspasos de fondos.

- Cuando el cliente quiere retirar dinero, Finletic analiza todos los FIFOs (First In, First Out) de las posiciones de su cartera. Esto quiere decir que se analiza la fecha de compra de todos los fondos para retirar primero los más antiguos siguiendo la política del First In, First Out (el que se compra primero es también el primero que se reembolsa).

- Los activos se ordenan de menor a mayor minusvalía para reembolsar primero los que menos pérdidas tienen e intentar generar el menor impacto fiscal posible (por ejemplo: entre dos reembolsos de -10€ y -100€ cogeríamos primero el de -10€). Si no hay minusvalías se ordena de menor a mayor plusvalía para reembolsar los que tengan menos plusvalías primero.

No es necesario que todos los activos a reembolsar salgan del mismo fondo, ni reembolsar el total de la posición del fondo o fondos. Se puede coger diferentes importes de distintos fondos para sumar el importe que se desea reembolsar.

- Una vez seleccionados los fondos se realizan los reembolsos, compensando todas las posiciones de forma simultánea para ajustar de nuevo la cartera del cliente a los pesos ideales de su política de inversión.

Toda esta optimización fiscal se hace de forma personalizada y de acuerdo a la situación personal de cada cliente.

¿Tienes alguna duda? Pulsa aquí y pregúntanos.

La información difundida en este blog tiene una finalidad únicamente divulgativa. Cada persona es responsable de su política de inversión y Finletic no asume ninguna responsabilidad sobre sus acciones. La información está actualizada de acuerdo a la fecha que indica cada artículo.

Prueba nuestro simulador

Descubre cómo debes ahorrar para tu jubilación

FINLETIC CAPITAL SGIIC, SA, con CIF A-87878823, está inscrita en el Registro Mercantil de Madrid al tomo 35.927, folio 151, sección 8ª, Hoja M-645541 y en el registro de la Comisión Nacional del Mercado de Valores con el nº 257.

La inversión en instrumentos financieros conlleva riesgos financieros que deben ser valorados por los clientes antes de su contratación. Finletic incluirá en su cartera únicamente productos adecuados a su perfil de riesgo. A tal efecto, Finletic obtendrá la información necesaria sobre los conocimientos y experiencia del cliente, sobre la situación financiera y sobre los objetivos de inversión de aquel, con la finalidad de que la entidad pueda diseñar la política de inversión que más se adecue a sus intereses. No obstante, el precio o valor de una inversión depende de las fluctuaciones de los mercados financieros, que están fuera de nuestro control. Los inversores han de ser conscientes de que la rentabilidad histórica de cualquier inversión no constituye garantía de resultados futuros y, en función del tipo de inversión, puede ocurrir que el inversor pierda parte o la totalidad del capital. Si tiene alguna duda sobre los riesgos que comporta su inversión le invitamos a consultar el apartado FAQ de nuestra web y, si aún así tiene alguna pregunta sobre los riesgos de su inversión, puede ponerse en contacto con nuestros profesionales a través de cualquiera de los canales que encontrará en la sección Contacto.

© Finletic 2016 - 2020. Todos los derechos reservados.
Política de Privacidad y Aviso Legal / Política de cookies