Bolsas y riesgos

Actualidad financiera
por Amilcar Barrios
06 de julio, 2022

Que las bolsas suben y bajan es algo tan cierto como que mañana va a volver a salir el sol. Sin embargo, en las finanzas, como en otras facetas de la vida, los problemas tienden a relativizarse.

Aleatoriedad del corto plazo

La bolsa, en definitiva, refleja lo siguiente a través del precio de las acciones: asumiendo que, en periodos largos, hay crecimiento, con todos sus baches por el camino, las compañías venden más y por lo tanto obtienen mayores beneficios, lo que reflejan las bolsas en forma de subidas.

Eso es pensando en el largo plazo. Pero en el muy corto, es decir, a periodos de un día, existe una probabilidad muy similar de que la bolsa suba o baje. Cogiendo datos diarios del S&P 500 (incluyendo el pago de dividendos) desde enero de 1980, salen las siguientes cifras:

img

Se observa que las posibilidades de que el S&P 500 tenga un día positivo o negativo, se inclinan levemente hacia lo primero, lo cual ayuda a entender que quien invierte en bolsa durante muchos años, se beneficia. Pero no solo eso, pues también hay que añadir que la envergadura de los días de subidas suele ser mayor que la de los días en rojo.

Las caídas son una constante

A lo largo de ese camino de constante crecimiento de las bolsas, las amenazas son igualmente insistentes y adoptan casi cualquier forma. A continuación, se enumeran solo algunas de las acontecidas en los últimos 40 años, que han significado pérdidas del 10% o más:

  • Década ´80: guerra del Golfo a comienzos de década o “lunes negro” del Dow Jones
  • Década ´90: guerra del Golfo o quiebra financiera de Rusia
  • Década ´00: burbuja puntocom y Gran crisis financiera
  • Década ´10: recesión o final de estímulos monetarios
  • Década ´20: Covid-19, guerra en Ucrania…

Como se puede comprobar, los mercados han sufrido descensos severos, cuyo origen han sido: excesos de los inversores, guerras, la marcha de la economía o recientemente, algo relativamente inaudito hasta ahora, como una crisis sanitaria. Pero de todos estos eventos, hayan sido de la naturaleza que hayan sido, las bolsas han conseguido reponerse siempre.

Tiempo de recuperación

Dado que la sociedad tiende a avanzar, lo cual supone crecer, también en el ámbito económico, los mercados siguen el mismo camino. La gran diferencia es que mientras que, para reponer la actividad económica, se pueden necesitar incluso años, las bolsas presentan una capacidad de regeneración manifiestamente superior.

En el siguiente gráfico, con los mismos datos del S&P 500, se muestra cuántos días tarda esta bolsa en recuperarse de caídas superiores al 10%, desde 1980:

img

En esta imagen se ve que, tras los descensos, en algunos casos verticales, la bolsa tarda una media de 300 días en volver a su punto de inicio. Pero es más, si quitamos eventos extremos como la burbuja puntocom de principios de los 2000 o la crisis financiera desatada con la quiebra de Lehman Brother en 2008-2009, el S&P 500 solo ha necesitado el equivalente a apenas tres meses para volver al punto de partida.

El alcance del rebote

Si hay algo que caracteriza a la inversión, en un sentido amplio, es que no se hace en función de la situación de hoy o de qué cabe esperar que pase mañana, más bien, se invierte con vistas al futuro con cierta perspectiva. De esa manera, los mercados financieros no cotizan lo que está sucediendo hoy, sino que meten en el precio de ahora lo que estiman va a pasar mañana. Es lo que comúnmente se conoce como “anticipar”.

En esa línea, los mercados son capaces de ver el lado positivo de las cosas en mitad de la tormenta. Cuando la economía peor lo pasa, cuando los beneficios sufren recortes de entidad, es cuando de golpe, y por esa capacidad de “anticipación”, sin previo aviso ni capacidad para reaccionar, las bolsas empiezan el rebote, que no solo permite la recuperación previamente comentada, sino sobrepasar ese punto.

En el siguiente gráfico, se muestra, de forma agregada, el rendimiento del S&P 500, 1, 3 y 5 años después de los momentos más bajos de las caídas superiores al 10%.

img

La media de los 12, 36 y 60 meses posteriores a los momentos más bajos de los mercados en los últimos cuarenta años, no solo muestran que los rendimientos sean positivos o muy positivos, sino que defienden la necesidad de mantenerse invertidos, dado que cuanto mayor es el plazo, mayor es también la recompensa obtenida, con independencia de la multitud de eventos adversos que se dan por el camino.

La información difundida en este blog tiene una finalidad únicamente divulgativa. Cada persona es responsable de su política de inversión y Finletic no asume ninguna responsabilidad sobre sus acciones. La información está actualizada de acuerdo a la fecha que indica cada artículo.

Prueba nuestro simulador

Descubre cómo debes ahorrar para tu jubilación

FINLETIC CAPITAL SGIIC, SA, con CIF A-87878823, está inscrita en el Registro Mercantil de Madrid al tomo 35.927, folio 151, sección 8ª, Hoja M-645541 y en el registro de la Comisión Nacional del Mercado de Valores con el nº 257.

La inversión en instrumentos financieros conlleva riesgos financieros que deben ser valorados por los clientes antes de su contratación. Finletic incluirá en su cartera únicamente productos adecuados a su perfil de riesgo. A tal efecto, Finletic obtendrá la información necesaria sobre los conocimientos y experiencia del cliente, sobre la situación financiera y sobre los objetivos de inversión de aquel, con la finalidad de que la entidad pueda diseñar la política de inversión que más se adecue a sus intereses. No obstante, el precio o valor de una inversión depende de las fluctuaciones de los mercados financieros, que están fuera de nuestro control. Los inversores han de ser conscientes de que la rentabilidad histórica de cualquier inversión no constituye garantía de resultados futuros y, en función del tipo de inversión, puede ocurrir que el inversor pierda parte o la totalidad del capital. Si tiene alguna duda sobre los riesgos que comporta su inversión le invitamos a consultar el apartado FAQ de nuestra web y, si aún así tiene alguna pregunta sobre los riesgos de su inversión, puede ponerse en contacto con nuestros profesionales a través de cualquiera de los canales que encontrará en la sección Contacto.

© Finletic 2016 - 2022. Todos los derechos reservados.
Política de Privacidad y Aviso Legal / Política de cookies