Inversiones Growth vs Value o dos formas de ver el mundo

Educación financiera
por Amparo Simón
07 de enero, 2021

Los mercados puntúan de forma inexorable los aciertos y fallos de la humanidad. Nada se escapa a sus gráficos. Ahí conviven dos formas distintas de ver el mundo: las inversiones growth y las value. ¿Lo dividen? ¿se complementan? Aquí abajo puedes encontrar tus respuestas.

Qué es la inversión growth

La inversión growth o inversión de crecimiento (growth investing en inglés) apuesta por el potencial de crecimiento de las empresas.

Se suele entender, aunque sea matizable, como invertir en empresas jóvenes que muestran mayores perspectivas de crecimiento de sus beneficios que la media del mercado donde cotizan. Las empresas growth más populares, hoy por hoy, son las tecnológicas, pero también lo serían las farmacéuticas o las empresas de consumo discrecional. En general son empresas con menores rentabilidades por dividendo, ya que los beneficios generados son reinvertidos en el propio negocio para hacerlo crecer, en vez de repartirlos a los inversores.

La inversión growth también supone más riesgo porque cotiza a mayores múltiplos que el resto de compañías de su mercado. Es decir, el precio al que se encuentran valoradas, generalmente, es muy elevado en comparación con sus ganancias actuales o el valor de los medios tangibles que poseen. Lo anterior sucede porque ese precio incluye unas expectativas de crecimiento futuro y el valor de lo intangible. Por tanto, cualquier muestra de que su crecimiento no es tan fuerte como se esperaba puede producir correcciones significativas en su valor de mercado.

Para detectar si una empresa es growth debes fijarte en esto:

  • Mercados o sectores emergentes

Es obvio, pero una empresa growth debe formar parte de un mercado (entendiéndose por producto, no por región) en expansión. En general, las empresas growth tienen el atributo de ser más escalables que otras empresas del mercado, y por esto pueden crecer más deprisa. Asimismo, suelen ser empresas con niveles reducidos de capital fijo invertido (fábricas, grandes instalaciones, infraestructuras) puesto que prefieren destinar sus recursos a la tecnología, software o patentes, entre otros activos inmateriales.

  • Edad y tamaño

Cuanto más pequeña y joven es una empresa, más oportunidades de crecimiento tiene, aunque ya hay empresas más que maduras que siguen respondiendo al patrón growth.

En conclusión, las inversiones growth suelen tener múltiplos más altos y menores rentabilidades por dividendo que las inversiones value.

Qué es la inversión value

La inversión value o inversión valor (value investing en inglés) busca empresas que no reflejan adecuadamente todo su valor en el precio de la acción. Acostumbran a ser empresas estables, que trabajan en industrias maduras y con fuertes barreras de entrada como la alimentación, sector eléctrico, petróleo ... puesto que son muy intensivas en capital fijo.

Destinan buena parte de su beneficio a repartir dividendos porque operan en mercados saturados y con un potencial de crecimiento más limitado.

David Dodd y Benjamin Graham pueden considerarse los padres modernos de la inversión value. Empezaron a hablar de ella en sus clases financieras en la Columbia Business School en los años veinte y la popularizaron en su libro ‘Security Analysis’ (Análisis de Valores) publicado en 1934.

Hay quizás un inversor value más conocido popularmente que ellos. Se trata de Warren Buffet y confiesa abiertamente su admiración por sus enseñanzas: “Tuve la suerte de tener a Ben Graham y Dave Dodd como profesores. Ellos y este libro me cambiaron la vida”.

Ambos desarrollaron un método para identificar a las empresas infravaloradas valorando sus distintos negocios por separado, que suelen ser en muchas ocasiones mayores que los grupos cotizados.

En ocasiones, son empresas más pequeñas o menos seguidas por los analistas bursátiles, que pueden reestructurarse operativa o financieramente, y pueden ser objeto de operaciones corporativas, u otros factores que desvelen su valor.

En la gestión value se ignoran factores más de corto plazo como pueden ser el momentum, timing de mercado o market timing (toma de decisiones basadas en predicciones sobre cambios en el mercado de valores). En la gestión value se apuesta por empresas cuyo valor latente se cree que será reconocido a largo plazo.

Inversión growth vs value

La diferencia entre una inversión growth y otra value es el tipo de empresas en las que invierten. Mientras que la primera apuesta por empresas con altas expectativas de crecimiento de beneficios futuros y que no suelen repartir dividendos a sus accionistas, la segunda se centra en empresas consolidadas, que suelen repartir altos dividendos, intensivas en capital y, en ocasiones, cíclicas, pero infravaloradas.

Esa sería una distinción tajante y sencilla, pero en finanzas nada es blanco o negro. Hay muchos matices y el experimento que hizo la publicación FundsPeople nos abre los ojos.

Pidió a 12 gestores y directores de renta variable europea de diferentes gestoras internacionales que clasificaran a 10 compañías cotizadas europeas como growth o value. Todas las empresas tenían una gran capitalización, un modelo de negocio muy conocido y habían sido examinadas ampliamente por analistas.

El resultado fue que hay empresas que son claramente growth o value, pero en otras empresas el desacuerdo es total. El ejemplo más llamativo es Novartis. Para el 50% de los encuestados la farmacéutica suiza es una compañía growth, y la otra mitad la clasifica como value.

Con Nestlé también hay divergencias, dos de cada tres gestores la considera growth y uno de cada tres cree que es value.

Eso sí, hay empresas donde todo el mundo está de acuerdo en su sesgo. Todos los gestores clasifican a Inditex como una empresa growth y a Total, ING y BNP Paribas como value.

Pero las empresas cambian y perfectamente pueden comenzar su vida como growth para terminar en value. De hecho, MSCI (antiguo Morgan Stanley Capital International), compañía que genera índices de referencia para la industria financiera de inversiones, genera versiones value y growth para sus respectivos índices. No obstante, el listado de empresas que contienen los diferentes índices es dinámico pues, como comentamos previamente, nada es eterno, y una empresa que hoy sea growth puede ocurrir que en el futuro sea value, o viceversa.

Dicho esto, y teniendo en cuenta todos los matices sobre las inversiones growth y value y las empresas donde invierten, siempre se pueden marcar, en términos generales y no exhaustivos, estas diferencias entre los dos estilos:

img

Qué estilo de inversión es más rentable

La cuestión no es tanto si invertir en growth o en value, sino en qué escenarios un estilo de inversión suele hacerlo mejor que el otro. En general, value tiende a hacerlo mejor en momentos que la economía viene de una recesión o bajo crecimiento económicos y se espera que la economía progrese y vayamos a un entorno donde el ciclo económico repunte. Por el contrario, growth lo hace mejor en momentos de menor crecimiento económico o recesión.

Desde mitad de los años setenta hasta principios del siglo XXI, la inversión value era generalmente más rentable que la growth en los mercados desarrollados de todo el mundo. Pero la tendencia cambió en 2007. Allí arrancó el periodo más largo y de mayor magnitud de superioridad de las empresas con sesgo growth vs aquellas con sesgo value de la historia reciente.

En el gráfico inferior puedes observar cómo, desde mediados de 2007, el ratio que divide la rentabilidad acumulada obtenida por el índice MSCI ACWI Growth (representación de las compañías con sesgo growth a nivel global), por el MSCI ACWI Value (representación de las compañías con sesgo value a nivel global), no ha dejado de crecer. Esto nos indica que, consistentemente, desde 2007, las compañías con sesgo growth han obtenido un performance superior.

img

Pero, ¿por qué sucedió lo visto en el gráfico anterior? La crisis financiera de 2007 marcó el despegue de la inversión growth. El ambiente de bajos tipos de interés benefició a las empresas de crecimiento, especialmente sensibles a los tipos de interés porque de ellas siempre se espera que se incremente su flujo de caja libre, y los inversores se inclinaron más por las empresas con fuertes expectativas de crecimiento, especialmente por las tecnológicas, como las populares acciones FAANG (Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Google/Alphabet).

En el siguiente gráfico, podemos observar cómo los múltiplos estimados, en este caso el PER (Price to Earning, o lo que es lo mismo, la división entre el precio y las ganancias netas anuales de la empresas), es superior en las empresas con sesgo growth que en aquellas value. Esto quiere decir que los inversores pagan más dinero por cada euro de beneficio esperado en las acciones growth que en las value.

img

En 2020 llegó la pandemia, pero la tendencia no varió. Abajo te mostramos cómo han evolucionado, en términos de rentabilidad, estos dos estilos de inversión desde comienzos de este año:

img

La superioridad de growth vs value se ha mantenido durante los meses de la pandemia con diferencias notables en sus retornos brutos. A finales de 2020 (11 de diciembre), la inversión growth sumaba 19,6% mientras que la value se colocaba en negativo con un -9,3%.

Pero estos resultados no deben hacer descartar al value como una opción de inversión porque hay numerosos estudios que sugieren que supera al growth a largo plazo y cuenta con defensores de nivel como Warren Buffet.

Además, los factores propios y ajenos al mercado, que hoy están favoreciendo al estilo de inversión growth, no deberían ser eternos y en algún momento podrían girar y darle la espalda.

¿Cuál es la mejor opción entonces? La diversificación, pues si hoy tenemos en cartera únicamente activos que sólo aumentan su valor, es muy probable que, cuando el mercado se dé la vuelta, que lo hará porque nada es eterno, sólo obtengamos pérdidas, lo que puede dilapidar aquello que con tanto esfuerzo hemos estado construyendo durante tantos años.

Por tanto, hay que evitar invertir enfocados en las etiquetas que marcan a las distintas compañías y, sobre todo, contar con una estrategia de inversión basada en objetivos personales y financieros. Porque cada inversor es un mundo y las modas son pasajeras.

¿Tienes alguna duda? Pulsa aquí y pregúntanos.

La información difundida en este blog tiene una finalidad únicamente divulgativa. Cada persona es responsable de su política de inversión y Finletic no asume ninguna responsabilidad sobre sus acciones. La información está actualizada de acuerdo a la fecha que indica cada artículo.

Prueba nuestro simulador

Descubre cómo debes ahorrar para tu jubilación

FINLETIC CAPITAL SGIIC, SA, con CIF A-87878823, está inscrita en el Registro Mercantil de Madrid al tomo 35.927, folio 151, sección 8ª, Hoja M-645541 y en el registro de la Comisión Nacional del Mercado de Valores con el nº 257.

La inversión en instrumentos financieros conlleva riesgos financieros que deben ser valorados por los clientes antes de su contratación. Finletic incluirá en su cartera únicamente productos adecuados a su perfil de riesgo. A tal efecto, Finletic obtendrá la información necesaria sobre los conocimientos y experiencia del cliente, sobre la situación financiera y sobre los objetivos de inversión de aquel, con la finalidad de que la entidad pueda diseñar la política de inversión que más se adecue a sus intereses. No obstante, el precio o valor de una inversión depende de las fluctuaciones de los mercados financieros, que están fuera de nuestro control. Los inversores han de ser conscientes de que la rentabilidad histórica de cualquier inversión no constituye garantía de resultados futuros y, en función del tipo de inversión, puede ocurrir que el inversor pierda parte o la totalidad del capital. Si tiene alguna duda sobre los riesgos que comporta su inversión le invitamos a consultar el apartado FAQ de nuestra web y, si aún así tiene alguna pregunta sobre los riesgos de su inversión, puede ponerse en contacto con nuestros profesionales a través de cualquiera de los canales que encontrará en la sección Contacto.

© Finletic 2016 - 2021. Todos los derechos reservados.
Política de Privacidad y Aviso Legal / Política de cookies