Cómo tu edad regula tus inversiones

Educación financiera
por Amparo Simón
11 de junio, 2020

Tu edad es un factor a considerar cuando inviertes tus ahorros porque no es lo mismo hacerlo con 30 años que con 50. Por supuesto, no debe ser el único, porque tu situación financiera, necesidades personales y familiares, además de tu nivel de aversión al riesgo, también deben pesar a la hora de hacer tu asignación de activos o asset allocation. Pero la edad cuenta … y puede ayudarte a regular tus inversiones.

La regla del 120

La regla del 120 te dice matemáticamente qué riesgos puedes asumir según sea tu edad. Son tus años los que regulan tus inversiones.

Detrás de los números hay una filosofía: un inversor joven puede y debe asumir más riesgos porque tiene muchos años por delante para recuperar posibles caídas, pero uno más mayor debe ser más conservador porque necesitará el dinero antes y no querrá arriesgar tanto sus ahorros.

Porque si las inversiones tienen un aliado ese es el tiempo, cuanto más tiempo tengas para dejar tus ahorros invertidos, más volatilidad puedes asumir y, por lo general, conseguirás una rentabilidad mayor gracias a que las oscilaciones del mercado tienen menos peso a largo plazo al revertir a la media. Además, cuanto más tiempo tengas, también dispondrás de más oportunidades para corregir posibles errores.

Fijate en la tabla inferior, los mercados de renta variable poseen un elevado riesgo, medido por la volatilidad, y por ello son recomendados para inversiones de largo plazo. Si bien en el corto-medio plazo pudieran surgir pérdidas de mayor o menor magnitud, en el largo plazo (20 años) las rentabilidades históricas siempre han sido positivas para aquellos inversores que han permanecido invertidos.

img

Fuente: “Gestionar las subidas y caídas”, MFS.

A medida que envejecemos, nuestro horizonte temporal de las inversiones se reduce, lo que nos indica que debemos ir minorando, de forma progresiva, la exposición de nuestro patrimonio a activos de mayor riesgo como la renta variable.

Cómo funciona la regla del 120

Hasta hace poco, los asesores financieros recomendaban restar a 100 la edad del inversor para saber cuánto se podría invertir en renta variable, que, a priori, son activos de mayor riesgo que la renta fija. Así, un inversor de 40 años empezaría su inversión con un 60% en renta variable.

Pero ahora ese número ha pasado a ser 110, o mejor, 120. Y así nace la regla del 120 que sigue la misma metodología: restar a 120 tu edad para tener el porcentaje que deberías dedicar a renta variable en tu cartera. Fíjate en la tabla y gráfico de abajo cómo conforme vas cumpliendo años, el porcentaje de renta variable va disminuyendo.

img

img

La renta variable gana más peso en una cartera cuanto mayor es el horizonte temporal de la inversión y va perdiéndolo en favor de la fija conforme se acerca el momento de retirar el dinero.

El mercado monetario, por sus características de corto plazo, bajo riesgo y elevada liquidez, puede jugar dos roles diferentes en las carteras:

  1. Soportar gastos planificados.
  2. Actuar como colchón ante eventos inesperados de necesidades de liquidez.

Por supuesto, la regla del 120 no es una varita mágica con todas las respuestas a tus dudas sobre inversiones porque cada inversor es un mundo, pero sí que puede servirte de orientación.

En Finletic, por ejemplo, tenemos una filosofía holística de inversión. Tu edad cuenta, porque es parte integral del inversor, pero tus circunstancias personales, familiares y económicas son partes igualmente importantes de la ecuación.

Tus necesidades a corto, medio y largo plazo determinan tu cartera de inversión de acuerdo a tu perfil de riesgo y situación financiera y personal. Así diseñamos un plan de inversión completamente personalizado para ayudarte a alcanzar tus metas.

¿Tienes dudas? Pulsa aquí y pregúntanos.

La información difundida en este blog tiene una finalidad únicamente divulgativa. Cada persona es responsable de su política de inversión y Finletic no asume ninguna responsabilidad sobre sus acciones. La información está actualizada de acuerdo a la fecha que indica cada artículo.

Prueba nuestro simulador

Descubre cómo debes ahorrar para tu jubilación

FINLETIC CAPITAL SGIIC, SA, con CIF A-87878823, está inscrita en el Registro Mercantil de Madrid al tomo 35.927, folio 151, sección 8ª, Hoja M-645541 y en el registro de la Comisión Nacional del Mercado de Valores con el nº 257.

La inversión en instrumentos financieros conlleva riesgos financieros que deben ser valorados por los clientes antes de su contratación. Finletic incluirá en su cartera únicamente productos adecuados a su perfil de riesgo. A tal efecto, Finletic obtendrá la información necesaria sobre los conocimientos y experiencia del cliente, sobre la situación financiera y sobre los objetivos de inversión de aquel, con la finalidad de que la entidad pueda diseñar la política de inversión que más se adecue a sus intereses. No obstante, el precio o valor de una inversión depende de las fluctuaciones de los mercados financieros, que están fuera de nuestro control. Los inversores han de ser conscientes de que la rentabilidad histórica de cualquier inversión no constituye garantía de resultados futuros y, en función del tipo de inversión, puede ocurrir que el inversor pierda parte o la totalidad del capital. Si tiene alguna duda sobre los riesgos que comporta su inversión le invitamos a consultar el apartado FAQ de nuestra web y, si aún así tiene alguna pregunta sobre los riesgos de su inversión, puede ponerse en contacto con nuestros profesionales a través de cualquiera de los canales que encontrará en la sección Contacto.

© Finletic 2016 - 2020. Todos los derechos reservados.
Política de Privacidad y Aviso Legal / Política de cookies